lunes, 2 de abril de 2007

Placebo, dijo todo lo que tenía que decir sobre el escenario



Ya lo había dicho su vocalista en la tensa conferencia de prensa, todo lo piensa y todo lo que cree lo dice através de su música, y quedó mas que claro en cada una de los 20 temas que mostraron en su segunda visita a nuestro país.



Un espectáculo que en nada tiene puede envidiársele a los shows europeos, fue el que ofreció Placebo, este viernes 30 en el lejano y frío estadio San Carlos de Apoquindo.

Como era de esperarse, esta vez la banda se presentó ante un menor número de fanáticos, debido principalmente al alto precio de las entradas y el lugar escogido por la productora, el ya mencionado estadio (unas 12 mil personas, segun informó la productora DG Medios).

Pero ni el frío, ni la distancia, ni el alto precio de los ticket fue impedimento para que unos doce mil fanáticos de la banda disfrutaran de un show de alta factura, que tanto por su acústica como visualmente fue completamente diferente a lo que ofreció el trío británico en sus dos presentaciones del 2005, ya que esta vez contaban con dos pantallas gigantes a los lados donde podía verse nítidamente cada movimiento de los músicos sobre el escenario, además de tres pantallas de apoyo atrás de los músicos, donde complementaban casa una de las canciones con imágenes muy parecidas a las que utilizan en sus videos, y que son las mismas que ocupan en sus conciertos en Europa.

La fria noche cordillerana comenzó a calentarse cuando pasadas las ocho de la noche subió al escenario la banda telonera, Lucybell, quien con sus 15 años de carrera demostró ser una de las mejores bandas de rock nacional en estos momentos, gracias al nuevo sonido que le da Cote Fonsea en la batería, ahora si suenan como un power trío. El último de los temas con que la banda nacional calentó los ánimos de los fanáticos fue su mas reciente single radial “A perderse”, con esto los músicos abandonaron el escenario para dar paso al recambio de los equipos. El nerviosismo y la emoción comenzaban a ser presa de cada uno de los miles de fans que habían llegado hacia muy temprano a San Carlos, muchos de ellos llevaban mas de diez horas en aquel lugar, pero todo valía la pena si podían estar a metros de sus ídolos y poder al menos tener una buena foto para el recuerdo.

Como buenos ingleses, justo a las 21.30 horas, el trío británico comenzaba a tomarse el escenario, mientras los sonidos de Infra-red daban inicio al único concierto en Chile de Placebo.

El primero en salir como en todas las presentaciones fue el baterista, el callado Steve Hewitt, el delirio de los fans ya comenzaba a incrementarse; seguido a Steve salió el espigado bajista Stefan Olsdal, pero quien hizo estallar y terminar con la fria noche fue el vocalista y líder de la banda Brian Molko, quien demostró que lo que había dicho en la tensa conferencia de prensa del día anterior era completamente cierto: todo lo que tenia que decir lo dijo en el escenario.



Seguido de "Infra-red", siguió el tema que le da nombre a su quinto disco Meds, luego vino “Because I want you”; para pasar luego a la rápida e intensa "Drag", seguido por la especial y siempre enigmática "Space Monkey" que como ya es habitual en sus presentaciones en vivo Molko canta parte de los estribillos con un megáfono. El público respondía y entonaba cada una de las canciones con una devoción casi religiosa.



Solo después de la cuarta canción Brian Molko, saludó al publico con un “buenas noches chicos y chicas”, para dar paso al primer tema de su disco "Sleeping Whit Ghosts", para seguir con “One of a kind” –del disco Meds- pero ahora comenzaban a abrir el repertorio y alternarían el track list para cantar “I Know” tema de su primer disco homónimo y seguir con “Song to say goodbye”, el primer single radial de su última placa, para dar paso a la melancólica “Follow the cops back home”, después de este tema, Stefan Olsdal tomó el micrófono y espetó al público diciendo: “Muchas gracias por venir, sabemos que ha sido difícil llegar acá” – aludiendo a la difícil situación de transporte en la capital- tras esto los riff de guitarras afiladas no se hicieron esperar e hicieron estallar al público con “Every you, every me” la canción que los saltó a la fama y que fue elegida para la banda sonora de la película “Juegos Sexuales” –Cruel Intentions- pero la efervescencia no pararía, ya que seguirían con la explosiva “Special K” de su tercer disco Black Market Music. Para calmar a los fans pero aumentar la melancolía comenzaban a sonar por los amplificadores “Special Needs”; y luego vendía la poderosa "Bionic”.

Era la hora para "Whitout you i’m nothing", pero un desajuste técnico con el bajo de Stefan hizo que Molko demostrará su poder en el escenario y en un perfecto español dijo a su compañero: “¿Qué pasa Stefan?", y se excusara con el público: “perdón, un pequeño problema técnico”, a lo que el espigado bajista respondió sumisamente: “Estoy listo Brian”, lejos el único dato anecdótico de toda la noche, pues el resto del shows marcó casi la perfección, tanto así que el mismísimo batero de Lucybell, quien disfrutaba el show junto a su polola, reconoció: “…canta (por Brian Molko)igual que en los disco(…)”.


Para cerrar la primera parte no podía ser menos que con la poderosa y electrónica "The Bitter End", en ese instante los músicos se tomaron un descanso de cinco minutos y volvieron al escenario mientras sonaba la melodía de “Runing up the Hill” el cover que realizó Placebo de la canción de Kate Bush y que ahora forma parte del track list de sus conciertos en vivo.



Pero no sería la última canción después del único bis, pues aún faltaba “Taste in Men”, la canción más demostrativa de la sexualidad de cada uno de sus integrantes, y para terminar la jornada no podía ser otra que "Twenty Years", el broche de oro para una larga jornada de espera, con un calor intenso durante el día y un frío que calaba los huesos de noche, pero que gracias al poder de las tres guitarras, el bajo, la batería y el teclado hicieron que ésta terminara siendo cálida e intensa y que la hora y cuarenta y cinco de recital se hiciera nada.







7 comentarios:

K-tron dijo...

Personalmente no es una de mis bandas preferidas, pero luego de leer el comentario, hasta me dieron ganas de baber estado allí.

Si el concierto fue como el reporte, debe haber sido la raja.

Felicitaciones Sita Andreita por el posteo y porque se cuanto luchó por asistir.

Andreita! dijo...

bueno para mí ir ese concierto fue realmente algo realmente exitante....dejare un comentario mas de fans en el blog de mi comunidad :)

saqysay dijo...

Andrea!!!

De lujito...
fue la unica palabra que encontro, mi hermana...
Mi primo...dijo imperdible...
tbn...lo maximo...

Muy bueno su reporte!!!

VerónicaBas dijo...

Que bueno que los fanaticos pudireon disfrutar del concierto...

Felicidades... ellos son bastante ubicados... eso es aun mejor!!

Saludos!

lorena dijo...

q dcir, super completo l comntario y s cmo volvr ha strar alli.... placebo x 100pre.... y lucybell... pa mi fue 1 concierto redondo, mis 2 supr bandas juntas... ideal!!!!

Simon Mazzet dijo...

Lo importante es que hayan dejado todo en el escenario y con total entrega a su publico, bien por eso.

Andreita dijo...

Asi fue Simon, en el escenario dejaron todo, no se reservaron nada, a cada una de las canciones le dieron un final digno de la epoca grunge....

Realmente en vivo son una muralla de guitarras afiladas y potentes, no solo con la guitarra de Molko, sino tambén gracias al apoyo de 2 guitarras más, en especial la acústica, que le daba un sonido fino y de alta calidad.

Qué mas puedo decir, si cada vez que veo uno de los videos dejo una posita con lagrimas de emoción.... :P